La dependencia, otros quehaceres y como llega a desvirtuarse (I)

             Las personas mayores, en un momento de sus vidas, necesitan de  ayudas que prestan  otras personas , y que el Estado presta a través de las  CCAA,  destinando recursos públicos , que adjudican a empresas o entidades que deben de prestar estos servicios  En el caso  que nos ocupa para la CA de Andalucía, existe un desarrollo legislativo extenso,  canalizado mediante aportaciones económicas del erario publico y de los cuales establece  un   ámbito de aplicación especifico orientado , a  personas que permanentemente ,les sea precisa la atención de otra persona para el desarrollo de la vida diaria, ya sea el cuidado personal, actividades domesticas,movilidad,..etc., y en todo caso, por motivos de edad, enfermedad o discapacidad, ligadas a la falta o pérdida de autonomía física, mental ,intelectual o sensorial. Hasta hay un plan preventivo para prevenir  la dependencia o el agravamiento de esta, así como  tareas que requieren del concurso de diversas administraciones publicas- seguridad social, consejería de inclusión social.., etc., siendo fundamental, la coordinación entre los servicios sociales y sanitarios. Algunas de estas prestaciones están relacionadas con las necesidades domesticas ,como la preparación de alimentos, servicio de comida a domicilio, lavado, planchado, limpieza cotidiana y general de la vivienda, aseo e higiene personal, control de alimentación, acompañamiento dentro y fuera del domicilio, así como control de la administración de los  tratamientos médicos prescritos en coordinación con los equipos de salud. Y por ultimo, la capacidad económica de la persona que necesita esta ayuda. Pues bien, si este es el espíritu de la norma establecida, como es posible que una persona de 92 años , tenga en la nevera, una lata de conservas ,de caducidad 2010 , o la nevera  te echa para atrás cuando se abre, o medicamentos caducados desde el 2016 , tenga agangrenada una pierna y un pólipo intestinal de unos 10 cm, que le produce fuertes diarreas desde hace varios años, pues  lo voy a explicar, el anciano, aparentemente normal, le llevan de comer una vez al dia y poco mas, cuando se interviene, resulta que  tenia un grado de dependencia II   y un nivel 2 así como  500 € que paga de su bolsillo de forma constante a unas personas que se denominan cuidadoras, que supuestamente prestan servicios  en una  empresa mercantil a domicilio y  que esta haciendo un negocio de la dependencia y la salud de los ancianos,  creyendo que estaban en manos de profesionales , ha resultado , que  por los que deberían haber prescrito su correcta asistencia medico sanitaria,  a través de su médico de cabecera, hasta las supuestas cuidadoras,  entre todos han  ido ocultando  el problema del anciano  que iba de forma continua al centro sanitario para reclamar asistencia, solo recibió sobres y pastillas, por parte de este  centro sanitario, mediante tratamientos primario de los que nunca le ha visto un especialista, hasta que ha estallado el problema de salud ,y no siendo   controlable por ellos  ha derivado en una intervención quirúrgica mayor, por un trombo en una pierna, que podría haberle costado la vida, pero GD,la intervención de estos especialistas, le han dado , mediante un by pass, circulación  a la pierna, de momento, toda una obra de ingeniería medica, que agradecemos a estos grandes profesionales de la medicina del Centro Hospitalario de Torre Cárdenas. Así como  existen estos profesionales de la medicina, enfermeras, y otro personal cualificado, en el ámbito de la dependencia los denominados cuidadores , gerocultores, auxiliares de ayuda a domicilio y asistentes personales, deberían de estarlo dado que asi lo  exige el R.D.Ley 1368/2007 de 19 de Octubre , para quien preste estos servicios la cualificación necesaria dada por estos  títulos habilitantes, que deben de expedir las administraciones  competentes de los servicios sociales y dependientes, al parecer esos cuidadores,ayudantes , auxiliares  no están cualificados ni saben lo que están haciendo ,al amparo de una empresa mercantil, que  esta descontrolada se esta mercantilizado el servicio de la dependencia del que supuestamente ha sido contratado. La empresa en cuestión, de la cual es responsable, de que sus trabajadores presten el servicio adecuadamente y  igualmente la administración  por no estar en su función "in vigilando" del cumplimiento de las funciones encomendadas a estas empresas y  por  ende por la falta de coordinación de los servicios sanitarios primarios con los servicios sociales  que no han prestado la debida atención para que se hubiesen corregido  a tiempo conforme a su lex artis y no haber llegado a esta situación limite. Las personas mayores, son personas, no cosas , ni números , ni deben estar fuera del sistema, ya que el sistema debe de protegerles, de estas empresas, y  estos servicios deberían prestarse por  empresas o asociaciones sin animo de lucro, con unos fines sociales determinados y no por entidades que explotan a los trabajadores para que presten el mínimo servicio a las personas dependientes,  y lo mas grave, es que ,fundaciones, que son entidades sin animo de lucro, se atrevan a  insultar la inteligencia de las personas pidiendo  dinero, a quien no lo tiene, para su supuesta pérdida de ingresos, todo un cumulo de quehaceres y fechorías que han hecho que este sistema este cada vez mas corrompido. Bueno, a diario estamos viendo, que algunos ayuntamientos participan de forma activa en la mercantilización de la dependencia, hay que desmantelar estos chiringuitos de apariencia legal una vez por todas.


jmgs







Comentarios

Entradas populares de este blog

ECONOMIA MUNDIAL,Y ESPAÑA QUE?

El impago de las hipotecas y sus consecuencias

El Caos de las Vacunas