Las Residencias de Mayores.Prioridades y Preocupaciones

          La población envejece, la esperanza de vida va aumentando y es prioritario una regulación de estos establecimientos para evitar la opacidad y el descontrol actual. Y debe ser el Estado el que marque los principios que deben de reunir las empresas o instituciones para dedicarse de una manera efectiva y haya una sintonía entre lo publico y lo privado en beneficio del residente, sujeto que requiere de una mayor protección que no le dispensa el sistema actual. Instituciones publicas subvencionadas han mercantilizado la actividad de cuidado de los mayores. Una mayor fiscalización se hace necesaria, para evitar practicas abusivas, de quienes bajo el paraguas de una fundación o asociaciones sin animo de lucro, muchas de ellas bajo el protectorado de la Iglesia Católica , explotan a través de sociedades mercantiles un negocio lucrativo, como el de las residencias o los que mediante una empresa publica, los ayuntamientos reciben subvenciones, mercantilizan la actividad  y explotan a los propios trabajadores , con un incumplimiento reiterado de la normativa laboral, en detrimento de la calidad del servicio que deben de dispensar a los mayores. El negocio les va a explotar  a algunos en la cara. De no cambiar, el sistema y que el Estado ejerza un mayor control o que los propios familiares denuncien el trato vejatorio que algunos dispensan a los mayores, a través de la explotación laboral, con falta de personal, en su mayoría cualificado para atender la avalancha de mayores que necesitan de los cuidados que deben dispensar esas residencias. la afirmación anterior no resulta categórica, pues hay de todo, como se suele decir "hay de todo como en botica", no obstante, hay que ejercer vigilancia sobre nuestros mayores, no podemos dejarlos y relajarnos, pensando que están bien. El factor del personal contratado es la clave del problema existente, hay quienes no tienen nada mas que dos o tres personas , que atienden a 10 por  cada uno como mínimo, en jornadas abusivas. Las residencias de mayores, deben concebirse en lugares de acogimiento, para el cuidado y atención a las personas dependientes en mayor o menor medida, donde presten servicios personal cualificado, con el fin de satisfacer las necesidades y atenciones que requieren estas personas mayores, que viven ,muchos los últimos años de sus vidas, de la mejor manera posible, muchos de ellos abandonados por sus familiares, que han confiado en instituciones el cuidado de estos , y ese deber de cuidado , lo deben de ejercer conforme a su estatuto profesional de cada integrante. Ya que estos , nos son números, son personas de carne y hueso, que merecen que los sujetos que asuman su cargos , ejerzan una obligación de custodia y cuidado mientras permanezcan en su centro. Estas empresas o instituciones se deben de socializar sus actualizaciones  y sus beneficios, al menos las que reciban subvenciones publicas. El gobierno y las CCAA, han olvidado que existen esos mayores, ya desde hace tiempo, incluso antes de la pandemia, no se ocupa de ellos.


jmgs


Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con usted en todo cuanto dice y se queda corto hablando ,a este GOBIERNO habría que darle más fuerte pero todos los españoles unidos sacarlos del poder y de sus fortunas ponerlos a picar piedras con pico y pala darle una paga de 480€al mes para que vean cómo vivimos las personas que no estamos en su esferas pero por desgracia en la mayoría somos unos “”cagaos”” que no tenemos agallas sólo unos pocos como usted que se atreven a decir la verdad de lo que ocurre ESTE PAÍS ES UNA VERGÜENZA y me avergüenzo de ser español.TODOS A LA CALLE COGERLOS Y SUBIRLOS A UN ÁRBOL!!! El ser humano está en fase de INSTINCION POR UNOS CANALLAS ,LADRONES CRIMINALES!! Que buscan una guerra civil y a n las puertas de una tercera guerra mundial BANDIDOS!!!FUERA TODOS Y MAÑOS ATADAS YA ESTÁ BIEN DE TANTO ROBARNOS.SINVERGUENZAS

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Mi Opinión

Entradas populares de este blog

ECONOMIA MUNDIAL,Y ESPAÑA QUE?

El impago de las hipotecas y sus consecuencias

El Caos de las Vacunas