La evolución de Tipos de interés del BCE -20 AÑOS- Impacto en la economia y situacion actual.

 

Evolución de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE),desde el 01 de Enero del 1999 hasta 21 de Marzo del 2022

    A lo largo de 1999 remitieron los riesgos a la baja para la estabilidad de precios y aumentaron gradualmente los riesgos al alza. La diferencia entre el crecimiento monetario y su valor de referencia siguió incrementándose, mientras que la tasa de crecimiento interanual del crédito al sector privado se situaba por encima del 10%

El aumento de la inflación durante el año pasado-1999- obedeció principalmente a influencias externas. El precio del petróleo se elevó con rapidez, al tiempo que el euro se depreciaba frente a las principales monedas, en un clima de fuerte crecimiento económico, factores que podrían haber repercutido en la estabilidad de precios a medio plazo. En consecuencia, durante la mayor parte del año 2000, la estabilidad de precios estuvo sometida a riesgos al alza, como se puso de manifiesto también en la evolución monetaria. El crecimiento monetario se mantuvo muy por encima del valor de referencia del 4,5% prácticamente durante todo el año.

El ligero aumento de la inflación registrado el año pasado 2000- se debió, principalmente, a la evolución de los componentes más volátiles del IAPC, es decir, los alimentos no elaborados y la energía. La repercusión del incremento de los precios energéticos y de la depreciación del tipo de cambio efectivo del euro en el año 2000. -fuente _Willem F. Duisenberg-

En el 2005, el PIB real de la zona del euro registró un aumento del 1,4%, en comparación con el 1,8% del 2004 y el 0,7% del 2003. En el primer semestre del año, el ritmo de la actividad económica fue moderado, si bien tendió a acelerarse en el segundo semestre, beneficiándose de la intensa y duradera expansión de la demanda mundial,-

En el 2007, la tasa de infl ación interanual medida por el IAPC de la zona del euro fue del 2,1%, frente al 2,2% registrado en el 2006.

Durante todo el año 2007, los riesgos para la estabilidad de precios a medio plazo se presentaron claramente al alza. Estos riesgos incluyeron la posibilidad de nuevas subidas de los precios del petróleo y de los productos agrícola.

La actividad económica de la zona del euro continuó registrando una fi rme expansión en el 2007. La tasa de crecimiento interanual del PIB real se situó en el 2,6%, pese a la volatilidad de los precios de la energía y a un entorno de elevada incertidumbre originada por las turbulencias fi nancieras durante el segundo semestre del año.

 La inflación interanual medida por el IAPC registró el máximo a mediados de año2008 situándose en el 4% en los meses de junio y julio. En particular, se observaron indicios crecientes de aumento de las presiones salariales. El análisis monetario confirmó la valoración de persistencia de riesgos al alza para la estabilidad de precios. Con el fin de evitar efectos de segunda vuelta generalizados y mantener el sólido anclaje de las expectativas de inflación, el Consejo de Gobierno del BCE incrementó los tipos de interés oficiales en julio del 2008.El 8 de octubre de 2008, el BCE y otros importantes bancos centrales, en una acción concertada, anunciaron reducciones de sus tipos de interés oficiales. En total, entre octubre del 2008 y marzo del 2009, el Consejo de Gobierno redujo 275 puntos básicos los tipos de interés oficiales del BCE.

Aunque las tasas de inflación experimentaron una desaceleración clara a partir de mediados del 2008, la inflación interanual medida por el IAPC se situó en el 3,3%,

El BCE siguió proporcionando liquidez aplicando un procedimiento de subasta a tipo de interés fijo con adjudicación plena en todas las operaciones de financiación y amplió aún más el plazo más largo de vencimiento de sus operaciones de   fi- nanciación. El BCE realizó tres operaciones con vencimiento a doce meses en 2009.

la reforma financiera, en 2010 se han adoptado importante medidas para aumentar la capacidad de resistencia del sector financiero. A nivel global, el ambicioso programa de trabajo.

En conjunto, el PIB real de la zona del euro creció en torno a un 1,7% en 2010, tras una contracción del 4,1% en 2009. Por lo que respecta a los precios, las tasas de inflación aumentaron a lo largo de 2010, a causa principalmente de las subidas de los precios mundiales de las materias primas. Al mismo tiempo, las presiones infl acionistas subyacentes internas siguieron siendo moderadas. En consecuencia, la tasa media de inflación interanual se elevó hasta el 1,6% en 2010, desde el 0,3% de 2009. -Jean-Claude Trichet-.

Las condiciones de financiación mejoraron en 2013 en un entorno de remisión de la crisis de la deuda soberana, como consecuencia de la mayor consolidación fiscal, la reducción de los desequilibrios macroeconómicos, especialmente en los países vulnerables de la zona del euro, la mejora de la gobernanza de la UEM y los avances hacia el establecimiento de una unión bancaria.

Las condiciones de financiación se relajaron considerablemente, y los tipos de interés de los préstamos bancarios cayeron en torno a 80 puntos básicos en la zona del euro desde mediados de 2014, una transmisión equivalente a un recorte puntual de los tipos de 100 puntos básicos en circunstancias normales.

Los tipos de interés del mercado monetario siguieron descendiendo en 2016, debido, principalmente, a una relajación adicional de la política monetaria del BCE.

Aunque la inflación general se recuperó desde los mínimos registrados en el pasado, situándose en un promedio del 1,5 % durante el año, las presiones internas sobre los precios siguieron siendo débiles y la inflación subyacente no mostró signos de una tendencia sostenida al alza.

La inflación general se incrementó con respecto al año anterior, situándose en un promedio del 1,7 % en 2018, debido fundamentalmente al aumento de los precios de la energía.

fuente BCE Mario Draghi

El crecimiento económico de la zona del euro siguió moderándose en 2019 y se situó en el 1,2 %, frente al 1,9 % del año anterior. La prolongación de la expansión se vio respaldada por unas condiciones de financiación favorables, por mejoras adicionales del empleo y por la orientación ligeramente expansiva de la política fiscal, aunque la incertidumbre sobre el comercio mundial afectó, en particular, a las manufacturas y a la inversión. 

 En 2020,la inflación general anual se redujo hasta el 0,3 %, desde el 1,2 % de 2019, en gran parte como resultado del descenso de los precios de la energía, aunque también de otros factores relacionados con la pandemia. Por ejemplo, los sectores más duramente afectados por la crisis, como el transporte y la hostelería, contribuyeron a la caída de la inflación durante el segundo semestre del año.

La recuperación estuvo marcada por fricciones en un contexto de rápida reapertura de la economía. Aunque la zona del euro comenzó 2021 con una inflación muy baja, las restricciones de oferta inducidas por la pandemia, el repunte de la demanda mundial y la subida de los precios de la energía hicieron que la inflación aumentara de forma acusada. La inflación general anual se situó en el 2,6 %, en promedio, en 2021, en comparación con solo un 0,3 % en 2020.- fuente-Christine Lagarde, BCE-

  En síntesis , en el momento en que ha habido un parón en la economía-crisis covid 2020-2021- no se han movido las variables, inflación, subidas de tipos y crecimiento, con otro factor de enorme peso y es el precio de la energia. Por lo que se espera otra crisis, esta vez de inflacción y tipos elevados y enfriamiento de la economica, que entrara en recesión a finales de año, con crecimiento 0 o negativo, en el conjunto de la zona euro.


jmgs

Economista.




Comentarios

Entradas populares de este blog

El impago de las hipotecas y sus consecuencias

El Caos de las Vacunas

ECONOMIA MUNDIAL,Y ESPAÑA QUE?